Granizo y Adicionales

Seguros de Granizo con Adicionales con los mejores costos del mercado - info@grupoporcel.com.ar -  (341) 421-9283

  • Granizo:
    Daños o pérdidas de la cosecha a consecuencia del granizo hasta el capital total asegurado, en
    tanto las plantas estén arraigadas al suelo.

  • Incendio:
    Cubre los daños materiales causados por la acción directa del fuego a los frutos y productos asegurados, hasta el momento en que se traslade el grano al granero el cual debe estar dentro de un radio de no más de 200 kmts.

  • Riesgos Tempranos:
    Cuando algún riesgo cubierto actúe en las primeras etapas del cultivo.

  • Planchado:
    Generalmente sujeto a un período de carencia de diez días corridos, se cubre el riesgo de planchado, en un todo de acuerdo a lo siguiente: Se considerará planchado a la formación, por cuestiones climáticas, de una capa dura de tierra en la superficie del suelo que impida la emergencia de más del 75% de las plantas del cultivo.

  • Vientos Fuertes:
    Cubre los desgarros, roturas, tronchados, arranque, tapado o vuelco irreversible de plantas por efecto mecánico del viento en el cultivo asegurado mientras se encuentra arraigado.

  • Helada:
    Cubre la muerte total de plantas, necrosis en follaje y afectación en la formación de granos, de modo tal que éste no se forme, mientras los cultivos se encuentren arraigados, causado por la caída brusca de la temperatura hasta niveles iguales o menores a 0° centígrados.

  • Lluvia en exceso:
    Cubre los daños en cantidad causados al cultivo asegurado, estando en pie, por la caída en el área sembrada de lluvias de una intensidad tal que puedan producir el vuelco irreversible de las plantas y/o la saturación de agua en el suelo por un tiempo determinado, provocando clorosis en la planta (disminución evidente de la intensidad de color), y que provoquen una merma en el rendimiento.

  • Falta de piso:
    Cubre la imposibilidad de realizar la recolección de granos, luego de su madurez fisiológica, mecánicamente, por inconsistencia del terreno provocada exclusivamente por exceso de lluvias exclusivamente, que de como resultado, cualquiera de los siguientes daños en forma separada o conjunta: caída o pudrición de granos, tallos o frutos.

  • Sequia:
    Cubre los daños materiales causados a los frutos y productos asegurados, estando en pie, por la ausencia anormal de lluvias durante un tiempo determinado en el área sembrada, debido a la insuficiente disponibilidad de agua, originada por una sequía meteorológica en una zona de secano en un cultivo logrado y bien arraigado, que produzca estrés hídrico, donde las plantas se presenten con síntomas evidentes de marchitez con la característica pérdida de turgencia en su follaje y con daños tales como raquitismo, enrollamiento, secamiento de los órganos reproductores de frutos o granos o muerte de la planta, y que provoquen una merma cuantitativa en el rendimiento del cultivo.